La constitución ha muerto

 

 

 

La oficina de “El Hijo del Ahuizote” estaba en el número 3 de la calle de Cocheras, hoy República de Colombia

El 5 de Febrero de 1903 es tomada esta foto, en el aniversario de la promulgación de la Constitución  de 1857. Ricardo Flores Magón, acabado de salir de prisión, se reincorpora al trabajo y alquila el periódico “El Hijo del Ahuizote” y escribe:

 

“doloroso nos es causar al pueblo mexicano la merecida afrenta de lanzar esta frase á la publicidad: “La Constitución ha muerto…”

¿Pero porqué ocultar más la negra realidad?

¿Para qué ahogar en nuestra garganta, como cobardes cortesanos, el grito de nuestra franca opinión?

Cuando ha llegado un 5 de febrero más y encuentra entronizada la maldad y prostituído al ciudadano; cuando la justicia ha sido arrojada de su templo por infames mercaderes y sobre la tumba de la Constitución se alza con cinismo una teocracia inaudita ¿Para qué recibir esta fecha, digna de mejor pueblo, con hipócritas muestras de alegría?

La Constitución ha muerto, y al enlutar hoy el frontis de nuestras oficinas con esta fatídica, protestamos solemnemente contra los asesinos de ella, como escenario sangriento al pueblo que han vejado, celebren este día con muestras de regocijo y satisfacción.

 

Artículo La Constitución ha muerto, publicado en “El Hijo del Ahuizote”, edición del 8 de febrero de 1903.

En la foto podemos ver a Federico Pérez Fernández, Santiago de la Hoz, Manuel Sarabia, Benjamín Millán, Evaristo Guillén, Gabriel Pérez Fernández, Juan Sarabia, Antonio Díaz Soto y Gama, Rosalío Bustamante, Tomás Sarabia y Ricardo y Enrique Flores Magón.