280.

El asunto de “El Hijo del Ahuizote”.

Año I. – 1ª Epoca. México, Octubre 23 de 1900. Tomo I. – Núm. [11]   p. 1 - 4

Resumen.

Se asegura que han vencido obstáculos para obtener más datos del asunto de “El Hijo del Ahuizote”, y que por su importancia en próximos números darán a conocer más detalles, en éste número no lo hacen por falta de espacio, sin embargo hacen nueve notas divididas en números romanos.

I.                    Arturo Paz denuncia a los redactores de “El Hijo del Ahuizote” en el bufete de Pérez de León, y éste son comprobar el delito ordena la clausura de la imprenta y el aseguramiento de útiles litográficos y tipográficos. “El procedimiento, aunque arbitrario, satisfacía compromisos amistosos

II.                 En el aseguramiento de los útiles litográficos y tipográficos se designó un depositario, éste depositario no lo contempla la Ley Penal, ni autoriza al Juez para asegurar estos útiles. “Es muy probable que el Juez haya aplicado al caso la Ley Civil. Tenía la obsesión de que lo que efectuaba era un embargo (cursivas en original) así lo repite en autos muchas veces” además el depositario recibía los objetos sin inventariarse, sin saber qué se le entregaba, el depositario no estaba acreditado, ni había fianza para responder por su manejo.

III.               En el número 8 de “Regeneración” se hace notar que Luis G. Valdés no presentó en su querella el testimonio de mandato de Mercenario, sin embargo el Agente del Ministerio Público dio entrada a la querella. La “nota del timbre” (cursiva en original) se pagó el día 11, un día después de presentar la querella, por lo que el Sr. Valdés no tenia el testimonio de mandato.

IV.               El Juez asegura en la sentencia que D. Luis Mata había visto la planta de un número denunciado de “El Hijo del Ahuizote”, y éste lo toma como que él lo leyó. Mata afirmó en su declaración preparatoria que no había leído la planta. El Juez cometió una arbitrariedad al encerrarlo, pues Mata no sabía, por lo tanto no fue cómplice del delito.

V.                 En el número 8 de “Regeneración” se señaló que se que aseguraron piedras y diseños que no tenían nada que ver con el proceso. “En efecto, aparecen en autos unos diseños de caricaturas del Presidente de la República, de D. Justo Sierra y otros más que no fueron denunciados” el aseguramiento de éstos fue totalmente ilegal.

VI.               Uno de los puntos más graves el que el Juez Correccional haya limitado la defensa de Remigio Mateos. En la audiencia 25 julio de 1900 el Sr. Eduardo Fuentes defensor del Sr. Mateos manifestó que “hasta la fecha de la audiencia se le había rehusado ver el proceso”. El Juez le dejó ver parte de los documentos, y el abogado solicitó ver todos, lo que se le negó.

VII.            En la audiencia del 25 julio de 1900, el defensor del Sr. Mateos hizo notar que el Juez Pérez de León después de haber hablado a solas con D. Daniel Cabrera manifestó “su voluntad (cursivas en original)” de que “El Hijo del Ahuizote” dejara de existir. A la manifestación de este hecho el Juez dijo que no había cometido incidente alguno y si lo creía así que procediera legalmente. En esa audiencia estaba presente el Agente del Ministerio Público que presenció estoicamente la declaración y éste no hizo nada a pesar de que su trabajo es “esclarecer cualquier hecho que pudiera ser delictuoso

VIII.          Todos los procesados manifestaron en sus declaraciones que D. Alfonso Cabrera se sólo se ocupaba de enfajillar el periódico, ordenar la remisión a los subscriptores y recoger el dinero. Sus actos le parecieron tan delictuosos al Juez que lo condenó a cerca de tres años de prisión, además de no leer ni escribir. Dice “Regeneración” “estamos seguros de que el inteligente y enérgico defensor de Cabrera, Lic. D. Francisco A. Serralde, desmenuzará esta sentencia.

IX.               Fernando Celada declaró no pertenecer al cuerpo de redactores, de vez en cuando escribía versos, pero al Juez esto no le importó y lo condenó a seis meses de arresto.

Persona.

Agentes del Ministerio Público

Cabrera, Alfonso. Administrador de “El Hijo del Ahuizote” (México, D.F.)

Cabrera, Daniel. Propietario de “El Hijo del Ahuizote” (México, D.F.)

Celada, Fernando. Escritor de versos en “El Hijo del Ahuizote” (México, D.F.)

Fuentes, Eduardo. Abogado defensor de Remigio Mateos

Mata, Luis. Administrador de la Tipografía Literaria Betlemitas

Mateos, Remigio. Director de “El Hijo del Ahuizote” (México, D.F.)

Mercenario, Antonio. Gobernador

Paz, Arturo. Denunciante de “El Hijo del Ahuizote”. Amigo del Gobernador Mercenario

Pérez de León, Emilio. Juez 1º Penal

Serralde, Francisco. Abogado defensor de “El Hijo del Ahuizote” (México, D.F.)

Valdés, Luis G. Abogado del Gobernador Mercenario

Documento.

Autos Judiciales

El Hijo del Ahuizote” (México, D.F.)

Caricatura en piedras litográficas de Justo Sierra (no publicada)

Caricatura en piedras litográficas del Presidente de la República (no publicada)

Código Penal del Distrito Federal. 1894

Organismo.

Ministerio Público - D.F., México

Juzgado 1º Penal del D.F., México

Tema.

Libertad de imprenta

Procesos penales irregulares

Embargos - Imprentas

Expediente Jurídico.

------------------------------

Anterior

Inicio

Siguiente